Ir al contenido principal

Narración: Él quería



Él quería

Le pidió que lo mirara a los ojos, quiso corroborar lo evidente. Tenía la esperanza de encontrar en sus pupilas la menor señal de duda... no la encontró.

Su destino estaba decidido, tenía que andar sin ella. De ahora en adelante solo sería él y eso le dolía. No estaba acostumbrado a estar solo, siempre necesitaba de alguien para sentirse valioso. Sin nadie a su lado; él valía, nada.

Pasado cierto tiempo, él buscaba a alguien con quien compartirse, de vez en vez, encontraba a cierta candidata o candidato que se ofrecía a brindarle cariño pero nunca pasaban al siguiente nivel. Nunca los acompañó a sus casas, él dormía en la calle.

Se debilitaba y llegó a un punto en el que no tenía nada que ofrecer, no era atractivo y ni siquiera inspiraba lástima. Parecía un perro viejo, sucio y feroz. Como todo aquel que tiene que vivir en el peligro y la incertidumbre de no tener hogar.
Quería llorar pero no le salían las lágrimas, quería reír pero no sabía mentir. Solo le quedaba la resignación, solo podía esperar que el destino hiciera lo suyo. Ya no le importaba.

Recordaba con alegría los momentos con ella; cuando le entregó completamente sus sentimientos, cuando pensó que duraría para siempre. 

Fueron buenos amigos al principio; después, él llegó a amarla. Lo único que pensaba en todo el día es "quiero verla" aunque ella casi siempre era indiferente.

Él rogaba en todo momento por su atención. Solo pedía un mimo, una caricia. Siempre la esperaba en su casa. Eso fue lo que la cansó. 

No siempre fue tan fría. Ella lo quería; cuando todo empezó, cuando él era la novedad. 

Ella venía de un romance desastroso y necesitaba un consuelo; él solo esperaba conocerla. Cuando cruzaron miradas sabía, desde el momento en que ella lo eligió, que su vida sería para ella. Y así fue, hasta que decidió abandonarlo.

Él revivió en su mente un momento en particular. Ambos estaban viendo la televisión cuando repentinamente ella le dijo: "gracias por salvarme, siempre estaremos juntos" y mientras recordaba, por un ligero momento, agitó su cola.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi opinión sobre el racismo

Racismo: a mi me suena a separar razas.

Los perros se dividen en razas de todo tipo, a mi me gustan unas mas que otras. ¿Se verá desde el mismo enfoque las razas humanas?¿Habrá personas que les guste mas una raza que otra? Hasta la pregunta ofende, claro que sí. 

Tenemos ejemplo radicales como Hitler, Ku Kux Klan o ejemplos mas sutiles como una mujer rechazando a un hombre porque "no le gustan tan morenos".
El racismo y los estereotipos.
Lo primero que me viene la mente cuando pienso en racismo son los estereotipos, los estereotipos generalizan y si hay algo en lo que estoy en contra es en generalizar, no pueden haber reglas generales en lo que respecta a la sociedad. Opino que los estereotipos son el pilar del racismo,por ejemplo, una persona cree que los chinos son de una forma o que los negros son de otra, está persona comunica este pensamiento a un niño que crece con la idea y difunde el pensamiento. Con esto se crea una cadena y una persona puede creer que los chinos so…

Narración: Odio a las cerezas

Odio a las cerezas. Su color, su aroma, el como están presentes en todo aspecto en mi vida. 
De niño, que tenia mejillas color cereza; de adolescente, que hacer un nudo con el tallo de la cereza solo usando la boca para besar bien; en esta pronta adultez, que voy a la universidad color guinda.
Todos los días, al menos una vez, escucho la palabra "cereza" ya sea en refranes, poemas o hasta chistes. Estoy harto del chiste de cere-eza-yo. De la expresión "la cereza del pastel" o de que comparen cualquier rojo con el rojo cereza. 
Es una maldición y no se porque me persigue, no he escuchado que nadie odie  a las cerezas con la misma intensidad que yo.

Tengo que ser sincero, no me desagrada el sabor, solo todo lo demás. El significado romántico e irónico que conllevan,  cómo no deja de atormentarme esta palabra.
El destino sabe que me desagrada y por eso se empeña en mencionarla.
Cada novia que he amado profundamente venía con su propia manía de cereza incluida. A una …

Argumentos de los vegetarianos.

No tengo nada en contra de los vegetarianos y los veganos, es su vida y pueden hacer lo que quieran con ella. En esta entrada voy a mencionar algunas contradicciones que, según yo, tienen sus argumentos.
Primero hay que diferenciar entre un vegetariano y un vegano. Un vegetariano no come animales pero sí alimentos de origen animal; tal como los huevos, leche, mantequilla, etc. Un vegano no come nada que tenga que ver con un animal, ni siquiera los huevos.
Según veo, las principales razones para adoptar este estilo de vida son 2:

Porque amas a los animales y no soportas imaginar que te comes alguno.Porque temes por tu salud y no quieres comer animales "producidos en masa" que son inyectados con hormonas y antibióticos.

Es decir, o malinterpretas la moral creyendo que un animal no se puede comer o eres paranoico y de seguro no vacunas a tus hijos por miedo a que queden autistas.
Es cierto que cada quien tiene su manera de pensar, la mía es esta:
Un animal se puede comer porque…